AULA LIBRE DIGITAL

Portada del sitio > 13. Tablón de anuncios > Los alumnos con mejores notas hacen "un uso más completo" de las (...)

DIARIO LA VANGUARDIA

Los alumnos con mejores notas hacen "un uso más completo" de las TIC

Los expertos señalan que ha llegado el momento de analizar en profundidad cuál está siendo el impacto de las tecnologías de la información en el sistema educativo

Lunes 20 de septiembre de 2010, por aulalibre


ALICIA RODRÍGUEZ DE PAZ Buenos Aires. Enviada especial 20/09/2010

Aunque se siga hablando con reiteración de nuevas tecnologías, los ordenadores llegaron a las aulas para quedarse hace ya más de 20 años. Y después aparecieron las pizarras electrónicas, la conexión a internet... Por eso, más allá del necesario escrutinio de la implantación de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en términos meramente cuantitativos, los expertos señalan que ha llegado el momento de analizar en profundidad cuál está siendo su impacto en el sistema educativo.

"Ha pasado mucho tiempo y se han gastado muchos recursos", aseguraba la pasada semana Guillermo Sunkel, consultor de la Comisión Económica para América Latina (Cepal) de la ONU, dentro del Foro Iberoamericano de Periodismo Educativo celebrado en Buenos Aires. Es el momento de hacer balance, en especial, sobre las consecuencias de este giro tecnológico en el aprendizaje, en el rendimiento académico. Al igual que el resto de especialistas presentes en el encuentro, Javier Nadal, vicepresidente de la Fundación Telefónica, reconoció que aún no se dispone de estudios de gran alcance que demuestren una mejora de los resultados educativos.

Sin embargo, empiezan a realizarse las primeras aproximaciones. Un reciente estudio de la Cepal, explicó Sunkel, ha desentrañado cuatro prototipos de usuarios de las TIC, entre los adolescentes de 15 años que han participado en el informe PISA. Los ha clasificado bajo la etiqueta de distantes, con uso poco frecuente; internautas lúdicos, centrados en el ocio; los de orientación especializada, interesados en aspectos técnicos y aplicaciones, y los multifuncionales, una combinación de técnico y lúdico. Excluyendo la posibilidad de que exista una relación lineal entre el uso de las TIC y el aprendizaje de las asignaturas, los investigadores sí detectaron sólo en el caso de los clasificados como multifuncionales una mayor presencia entre los que tenían mejores rendimientos.

Conclusiones de este tipo alertan sobre la posibilidad de que se abra en las aulas una segunda brecha digital. Mientras la primera brecha refleja la desigualdad entre los que tienen acceso a las tecnologías de la información y los que no lo tienen, la segunda –"mucho más peligrosa"– amenaza con reproducirse entre los nativos digitales. "¿Están preparados los estudiantes para aprovechar las TIC?", advirtieron los participantes del foro, quienes remarcaron que, aparte de la ratio de ordenadores por alumno y el ancho de banda, preocupa la necesidad de transmitir a los alumnos nuevos saberes que no están en las asignaturas convencionales y no recogen pruebas internacionales como el PISA. Unas habilidades, conocidas también como competencias del siglo XXI, que tienen que ver por ejemplo con el procedimiento de la información.

Según avanzó Nadal, la Fundación Telefónica prepara un estudio sobre la influencia de las TIC en aspectos sociales como la educación. "¿Las nuevas tecnologías mejoran la calidad de la educación? No hay evidencias definitivas, aunque Estados Unidos sólo constató un aumento en la productividad sólo diez años después de haber realizado una fuerte inversión", señala.

En opinión de Javier Nadal, es muy probable que el impacto de las TIC tampoco sea perceptible aún porque no se ha experimentado una adaptación pedagógica a la nueva realidad. "Se han introducido tecnologías en las aulas, pero no se ha producido un cambio en la forma de aprender: se sigue enseñando contenidos y no a aprender con las TIC. Lo que resulta evidente es que la enseñanza que va a venir será absolutamente diferente. Hay una revolución subyacente que lo modificará todo".

Los expertos coinciden en que la escuela cambiará de manera inexorable, y alumnos y docentes deben participar en ello. "No hay vuelta atrás –concluye Sunkel con rotundidad–. No hay educación sin tecnología".


VER ARTÍCULO EN EL MEDIO


Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Mapa del sitio | Espacio privado | SPIP | esqueleto