AULA LIBRE DIGITAL

Portada del sitio > Fomento a la lectura > La aculturización de Disney

Diario de Jerez (24-3-09)

La aculturización de Disney

José García Oliva. Experto en literatura infantil y juvenil.

Martes 24 de marzo de 2009, por aulalibre


EN estos días se ha hablado del cumpleaños de Pinocho, alguien ha oído hablar del relanzamiento de Disney de la película de dibujos animados de este personaje, de que lo hace en alta definición y por su 70 cumpleaños, y ha confundido quién es quien debe cumplir los años.

El cumpleaños aludido no es el de la marioneta de Collodi sino el del personaje cinematográfico (que además será en 2010 cuando cumpla los 70, no ahora). Bien podríamos haber celebrado el cumpleaños auténtico, 125 años, el año anterior, en 2008, ya que las aventuras de este títere aparecieron en un periódico italiano durante 1882 y 1883. Pero por encima de los hechos culturales están los económicos, y una película Disney se vende más y obtiene más fama que un libro.

Así, cuando ponemos en un buscador de imágenes de Internet el nombre de cualquier personaje que estos estudios de cine hayan llevado a la pantalla, nos aparece antes la versión animada que alguna ilustración del personaje en su novela original.

Una auténtica aculturización, en el sentido de que primero este empresario recibe los originales (vengan de donde vengan) y los tamiza con su perspectiva y su realidad cultural (los americaniza y llena de su ideología) adaptándolos. Pero es tal el éxito que los originales quedan sepultados tras las versiones.

Más aún, con sus nombres en inglés en algunos casos para que todo el merchandising sea el original, cueste menos y se recaude más. Como en Aladdin o Cars.

Esto es algo que el escritor Antonio Ventura denuncia citando aquel comentario hecho por un chico que se preguntaba por qué a Walt Disney no le habían dado el Premio Nobel de Literatura con las historias tan maravillosas que había creado. Sin duda alguien tendrá que decirles a niños y niñas qué hay detrás de esas películas, qué libros y qué escritores y escritoras.

Porque, ciertamente, algunas de las películas de dibujos animados de Disney, especialmente tras su muerte en 1966, fueron guiones originales hechos para el cine, pero la mayor parte han sido adaptaciones de novelas o cuentos más o menos famosos. Igual pasaba con películas interpretadas por personas (o mixtas: personas y dibujos) sólo que la mayoría ya habían tenido una cierta repercusión literaria y no dejó la impresión "de que las había escrito Disney", como es el caso de El Zorro, La Isla del Tesoro, Popeye o Mary Poppins.

Habrá que dedicar, entonces, un artículo completo a reivindicar a los autores y personajes originales, para colocar las cosas en su sitio.


Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Mapa del sitio | Espacio privado | SPIP | esqueleto