AULA LIBRE DIGITAL

Portada del sitio > 03. Lo pedagógico > II Jornadas de Escuela Pública: una crónica resumen.

II Jornadas de Escuela Pública: una crónica resumen.

Sección Sindical de Enseñanza, CGT-Cáceres

Jueves 14 de junio de 2007, por aulalibre


II Jornadas de Escuela Pública: una crónica.

Sección Sindical de Enseñanza, CGT-Cáceres

Las II Jornadas de Escuela Pública organizadas por CGT-Cáceres tuvieron lugar durante el 9 y 10 de junio en la Casa de la Cultura de Moctezuma de la capital cacereña. La asistencia fue notable. Entre las sesiones de mañana y tarde del sábado y las sesiones del domingo asistieron más de medio centenar de profesores, estudiantes, educadores sociales y miembros de colectivos sociales y organizaciones sindicales de España y Portugal, en un excelente clima de diálogo, compromiso e intercambio de experiencias y reflexiones.

Las Jornadas se abrieron con la intervención de Miguel, del Centro de Aprendizajes Alternativos de Alburquerque (Colectivo CALA), para abrir el debate sobre las perspectivas actuales del aprendizaje alternativo. Nos ilustró sobre el proyecto CALA, una experiencia con siete años de historia, que une teoría y práctica pedagógica en un escenario rural y que consideran “modesta, orgullosa y asequible”. Trabajando desde los valores de la autonomía, la cooperación, la implicación y la desobediencia consciente, utilizan una metodología vivencial y socio-afectiva para poner en marcha talleres y programas educativos concretos, radicales y paralelos a la educación formal. Se analizó también el carácter difuso y peligroso del concepto de “lo alternativo”, así como la constatación de la escasez y dispersión de las experiencias realmente alternativas en el ámbito estatal. Se evidencian también los cambios en las estructuras asociativas, cada vez más organizadas en microgrupos puntuales según criterios de afinidad.

http://www.nodo50.org/cala/

Por su parte, los integrantes del Grupo de Trabajo de CGT-Cáceres expusieron las conclusiones del estudio realizado para conocer y analizar las principales estrategias detectadas en los centros extremeños para afrontar la conflictividad y propiciar un entorno de convivencia. El sondeo realizado en una veintena de centros extremeños detectó algunos modelos de intervención especialmente reseñables y que fueron especialmente considerados y analizados: los programas de mediación, como el puesto en marcha con éxito y esfuerzo en el IES Santa Eulalia de Mérida, los programas de refuerzo de conducta basados en economía de fichas y estrategias de modificación de conducta, valorados, a pesar de su relativa eficacia, como insuficientes en su vertiente educativa por su carácter mecánico, irreflexivo y manipulador; los procesos de elaboración y consenso colectivo de normas, o los Planes Integrales de Convivencia. Dos modelos merecen mención especial: el asambleario, eje de la pedagogía libertaria, que considera la asamblea como mecanismo de toma de decisiones y el contramodelo conocido como Aula 0. Respecto al primero, que tiene en la Escuela Libre Paideia de Mérida un referente ineludible, se consideró necesario potenciar los mecanismos asamblearios en los centros públicos, subrayándose su uso contrastado como instrumento de elaboración de normas compartidas y de resolución de conflictos. Modelos como Paideia son imprescindibles para proyectar alternativas pedagógicas que eduquen en la libertad, pero corren el riesgo de convertirse en islas si no se articula el modo de extenderlos a la enseñanza pública.

http://www.trabenco.com/ (Sobre el conflicto del Colegio Público asambleario “Trabenco”)

Respecto al Aula 0, básicamente un aula en la que se aísla a los alumnos durante la duración de determinada sanción, se alertó sobre el peligro real de crear Guantánamos educativos. Un riesgo muy real a la vista de la lectura restrictiva y represiva que se está haciendo en algunos centros del nuevo decreto de Derechos, Deberes y normas de convivencia elaborado por la Consejería extremeña de Educación.

El intercambio continuó en el local de CGT-Cáceres, donde en comida comunitaria y clima fraterno repusimos fuerzas con la exquisita paella cocinada para la ocasión por compañeros de las Secciones Sindicales de Junta y BBVA.

La tarde del sábado tuvo a Portugal como protagonista. La presencia de un grupo de profesores y sindicalistas del país vecino acentuó el carácter transfronterizo del encuento. El rico intercambio de ideas nos proporcionó una visión bastante ajustada de la problemática del sistema educativo luso, al tiempo que se constataba el paralelismo de los cambios experimentados a uno y otro lado de la raya.

Manuel Baptista, de AC-Interpro, proporcionó una visión crítica del escenario educativo desde la perspectiva del naciente sindicalismo libertario portugués. La Assoçiaçao de Classe Interprofissional, aún en proceso de consolidación y definición organizativa, representa un primer intento en el país vecino de articular una alternativa sindical desde presupuestos libertarios, anticapitalistas y de clase. Todo ello en un país al que la larga dictadura salazarista privó de la tradición anarcosindicalista que sí existió en España. Manuel nos transmitió la preocupación por el tremendo impacto social de las transformaciones que está sufriendo el sistema educativo portugués, donde se une la ofensiva neoliberal a un sistema educativo atrasado e insuficiente. Entre los síntomas del desmantelamiento: drásticos recortes presupuestarios, masivo cierre de escuelas primarias en las zonas rurales de interior con la consiguiente despoblación, cierre de centros nocturnos y de escuelas secundarias públicas, pérdida de autonomía de los centros, pérdida de calidad educativa, recortes salariales. Y paralelamente, proliferación de escuelas y centros educativos privados y privatización de la Enseñanza Superior (Efecto Bolonia). Un proceso de privatización bien conocido a éste lado de la raya, con la concertación de toda la educación infantil en Extremadura como ejemplo.

José, de Fem-Prof, Región Sur, alertó sobre el desprestigio y precarización de los profesionales de la enseñanza portugueses, tras el establecimiento de un nuevo sistema de acceso y del nuevo estatuto de funcionario. El cierre de los niveles superiores de la carrera docente, el establecimiento de un sistema selectivo y el recorte presupuestario condena a la mayoría del profesorado a la precariedad de los escalones inferiores y a la pérdida retributiva. A pesar de las necesidades del sistema, existe una importante bolsa de jóvenes capacitados y formados para la enseñanza condenados al desempleo por la escasez de oferta pública.

Por su parte, Teresa Almeida, quien ha trabajado a ambos lados de la frontera, incidió en que la inexistencia de una verdadera voluntad de lucha social y el carácter incompleto de la Revolución portuguesa explican la ausencia de resistencia social al desmantelamiento de sistema educativo portugués.

http://www.acinterpro.org/

http://luta-social.blogspot.com/

El domingo, José Antonio Pérez, de la Federación de Enseñanza de CGT abordó el desarrollo legal de la LOE y analizó alguna de las consecuencias de su puesta en marcha: un sistema de acceso que, sin ofrecer mayor contrapartida, ha conseguido desmovilizar sindicalmente al colectivo interino, un incremento de la privada concertada donde se practica la selección social encubierta del alumnado, una Educación para la Ciudadanía diseñada como adoctrinamiento de las bondades del Sistema, pero convertida en punta de lanza de la ofensiva ultraconservadora, un curriculum que no garantiza la escuela laica, la pérdida de la transversalidad....

El cierre de las Jornadas llegó con la Mesa Redonda que, bajo el título de: “La educación medioambiental en el currículo: de la corrección política al compromiso social activo”, reunió a miembros de colectivos y activistas medioambientales, Foro Social de Plasencia, Ecologistas en Acción, STE-Ex, David Cabó y CGT-Cáceres. A modo de resumen de lo mucho dicho:

Históricamente el sindicalismo, o su política de aumento de puestos de trabajo, le ha llevado a frenar mejoras medioambientales. Pero lo que hace 30 años parecía un discurso radical se ha convertido en un discurso indiscutible: La insostenibilidad medioambiental ha puesto en crisis el crecimiento como modelo económico. El medio ambiente ya no es el “otro” que se explota y del que se obtiene beneficio, sino nosotros mismos. Se acuñan términos como terrorismo medioambiental y muchas son sus víctimas.

En este contexto se hace necesaria la educación medioambiental. Ya hace 15 años (tras la conferencia de Río) se implantó, sin mucho éxito, en la LOGSE como tema trasversal.

¿Qué es la educación medioambiental?

No se trata informar para conservar la naturaleza, sino de utilizar una pedagogía activa que vincule a los chavales con la necesidad de cuidar el medio ambiente, una estrategia en la que los propios educadores cambien sus actitudes diarias en el aula, en la que la escuela sea un lugar donde se pongan de manifiesto valores como el ahorro de energía, la reutilización o la reducción del consumo. El centro tiene que asumir estos valores y ponerlos en práctica: uso de folios reciclados, discutir sobre el consumo de energía en los distintos órganos de funcionamiento, convertirse en ecocentros, de tal manera que el continente sea acorde con el ideario. Los educadores tienen que proponer actividades en las que el consumo sea mínimo, hacer descubrir a los alumn@s otras formas de emplear su tiempo libre con parámetros no consumistas, desentrañar el currículo oculto de los libros de texto que educan a los chavales en el consumo, exigir que en los libros de texto aparezca una verdadera educación medioambiental, más allá de la recogida diferenciada.


La educación medioambiental es muy positiva en niños. Es en la etapa de 3 a 5 años, cuando pasan de la omnipotencia a reconocer al otro, cuando tienen que aprender estos valores. Esta educación en adolescentes es mucho más compleja porque ellos ya tienen pautas de comportamiento que son las de los adultos y si se revelan, echan la culpa de los errores a la generación de sus padres.

Sin embargo es la franja de población de entre 30 y 50 años la que más consume y menos tiene en cuenta los valores medioambientales. Estas son las personas que por el desarrollo y el crecimiento económico defienden el todo vale, como por ejemplo la refinería.


Para concluir subrayar que son nuestras actitudes las que educan, el pensamiento solo no vale, y que hay que rebelarse con lo políticamente correcto, que no es otra cosa que el pensamiento global. La educación medioambiental tiene que buscar un nuevo modelo de sociedad en el que el crecimiento económico y la productividad no sean la “moneda de cambio”.

http://www.ecologistasenaccion.org/IMG/pdf/Informe_curriculum.pdf

Estudio del currículum antiecológico en los libros de texto.

ÀNIMO, QUE LA TAREA NO ES PA’ MENOS, Y SUBVERSIÒN


Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Mapa del sitio | Espacio privado | SPIP | esqueleto