AULA LIBRE DIGITAL
Tejiendo redes desde la educación para otro mundo posible
Accueil du site | Cuadernos de formación en linea | Redacción para internet |

Autres articles dans cette rubrique

El presente material, tiene por objeto presentar una mínima racionalización de la experiencia del trabajo conjunto de las organizaciones que hicieron posible la marcha del Suroccidente, conscientemente enfatizamos más sobre los errores para resaltar su importancia y gravedad, que nos muevan a superarlas efectivamente y hasta donde nuestra concepción y capacidad nos permite, damos a conocer las alternativas que, a nuestro juicio, debemos impulsar y materializar.

Tenemos toda la motivación para realizar reuniones donde ahondemos en la demostración de lo aquí expuesto, responsabilizándonos del contenido ante cualquier espacio sindical y político, este texto es producto del análisis del trabajo amplio de masas que hemos realizado y del intercambio con otras organizaciones hermanas. Con la sencillez y la humildad que nos debe caracterizar, los colocamos a consideración esperando encontrar respuestas que posibiliten verdaderos caminos de coordinación y de unidad entre las organizaciones, que con un carácter de clase, hacemos esfuerzos buscando cambios estructurales en nuestra región.

Los trabajos realizados, nos han permitido tener principios políticos claros, que se reflejan en las organizaciones donde hemos dirigido y eso es la carta de presentación para atrevernos a hacer las afirmaciones que en este material se encuentran, ellas direccionan nuestra posición y estamos dispuestos con quienes lo consideren justo, reiniciar el proceso que permita fortalecer el movimiento de masas.

El ideal de toda persona inquieta, critica, progresista y revolucionaria, es la de contribuir a materializar el principio - que son las masas populares las que hacen la historia - y que como individuos u Organizaciones debemos colocarnos al frente para que esta posibilidad se dé en favor de los pueblos.

En este orden de ideas las organizaciones amplias cumplen su papel y corresponde a los cuadros políticos dar la orientación adecuada para que sus actividades contribuyan a desarrollar los objetivos tácticos y estratégicos.

Históricamente han existido cantidad de organizaciones y grupos políticos, cada uno con su “razón” o su plataforma desarrollan el trabajo y limitan a sus compañeros en el ejercicio político ; los años de intentos y experiencias por demostrar la validez de las tesis que se enarbolan, han dado como resultado la parcelación de las organizaciones, pugna por territorios y manejo de las masas, aspectos que muestran lo erróneo de las concepciones y métodos de trabajo, dado el débil estado del movimiento de masas en lo gremial y más en su cualificación política.

El infantilismo llega a tal extremo, que se cree que con la simpatía o la militancia de uno o dos miembros de una Junta Directiva de equis organización amplia, se es dueño y señor de ese gremio, de esa vereda o de ese trabajo ; con este estilo y concepción se maneja el trabajo desde hace años y a quien se coloque en una posición crítica para corregir y avanzar, se lo aísla, se le considera traidor o simplemente se lo señala con argumentos que para nada cualifican el trabajo y menos a los compañeros.

En la mayoría de casos, este estilo se desarrolla en personas surgidas de la pequeña burguesía que teniendo la oportunidad de jugar un papel político dentro de una organización, no han logrado asimilar o practicar adecuadamente los principios revolucionarios y terminan haciendo graves daños a los procesos que dicen defender e impulsar.

Como característica de esa concepción podemos destacar : el carácter localista y de parcela con que se trabaja ; el priorizar reivindicaciones personales, de grupo o de región, contrarios a principios político y progresos organizativos, desconociendo alternativas políticas que permitan avanzar, así sea sacrificando beneficios o intereses de grupo, personales o de región. Estos son algunos factores que impiden constituir una Dirección con la comprensión y la madurez política para orientar un proceso de mayor envergadura y de propósitos realmente políticos que sobrepase el marco del espontaneismo, tampoco se podrá evitar la desviación y confusión frente a la razón de ser de las luchas y el papel político de los dirigentes en la superación de las debilidades que afectan el movimiento de masas.

La lucha sindical, es el ejemplo clásico de la lucha eminentemente reivindicativa y espontánea, sin embargo, se tiene poca claridad o no se reconoce que otro ejemlo es la lucha de los campesinos por vías, acueducto, escuelas, vivienda, servicios públicos, etc, aunque con la movilización podemos conquistar éstas y otras reivindicaciones, debe quedar claro que esto, de por sí, no le hace daño a la clase dominante, por el contrario la perpetúa en el poder y crea falsas espectativas a los trabajadores y sectores populares, demostrando que sólo el trabajo político-organizativo puede resolver favorablemente esta contradicción de clase.

En lo que respecta a la Dirección del sindicato, trabajamos por hacer consciencia de las debilidades y hacemos ingentes esfuerzos buscando generar procesos y acciones que permitan resolver favorablemente esta situación. El ser un cascarón hueco sin estructura estable y sin una capacidad política fuerte en sus integrantes, es lo central a superar, sin lo cual, no podremos garantizar un auténtico trabajo popular. Nuestro avance en este sentido, es reconocer la debilidad, saber su importancia y el estar dando pasos firmes para superarla, es necesario que las demás organizaciones amplias hagan lo propio y seguramente nos identificaremos en los mecanismos para colectivamente avanzar.

En los pasos dados en la coordinación y desarrollo de la actividad de masas, hemos demostrado disciplina y compromiso, hemos dado a conocer nuestras experiencias para superar el lamentable estado en que recibimos la organización sindical, esto como producto de una concepción política de un grupo de compañeros que con un tesonero trabajo llegamos a la Dirección, acompañados con las acciones realizadas en otra organización amplia, que nos dio prestigio y confianza ante el magisterio del departamento.

LA EXPERIENCIA DEL SUROCCIDENTE

PREPARACION

 :

En la preparación se logra avanzar en aspectos de organización, conducción, negociación y criterios de distribución de recursos, participando con mediana claridad en la lucha, por lo menos, a nivel de dirigentes. Esto para recuperar credibilidad y confianza entre las organizaciones y compañeros participantes.

A pesar de las condiciones difíciles de las diferentes organizaciones, la participación superó las espectativas ; hasta donde se dialogó políticamente, se pretendía demostrar al gobierno nacional, cierta capacidad de convocatoria y desenquilozar la lucha en el sector campesino y popular.

En nuestro caso, el compromiso asumido en cada nivel, lo cumplimos y tratamos de aportar para que el movimiento lograra los mejores resultados en cada evento de preparación con dirigentes y en reuniones generales con campesinos de varios municipios.

A diferencia del gremio, el trabajo campesino no tiene la unidad de intereses y organizacional que le afiance el sentido de pertenencia, dificultando abordar de manera organizada los frentes de trabajo que el movimiento de masas requiere. Sería importante analizar la conveniencia de determinar en cada municipio y organización sus integrantes, así sabrán a quien dirigirse, quienes pueden gestionar recursos al Gobierno nacional, departamental y municipal, evitando de esta forma, que se utilice en forma deshonesta el nombre y el prestigio de la organización.

Esta situación, debe mejorar para saber con quienes contamos, como avanza la organización, a quienes cualificar y crear el fondo financiero que haga posible la realización del trabajo y tener recursos para la lucha.

La falta de esa estructuración del trabajo amplio, ha impedido asimilar principios de organización y disciplina, es el caso de la cotización económica que permita continuar el trabajo y combatir la creencia de que existen personas u organizaciones de afuera que financian las luchas, además evitar, el cobro de un porcentaje en cada proyecto, como uno de los medios para sostener la organización. Esto ha creado dependencia frente a los Alcaldes o instituciones que contribuyen económicamente para los eventos, debilitando la capacidad crítica y el desarrollo acertado de la concepción que supere el estrecho marco del espontaneismo.

No todos los municipios ni la organizaciones movilizadas participaron en los eventos de preparación y seguramente no aclararon suficientemente entre las bases los criterios con los cuales decidimos enfrentar las políticas del Gobierno nacional, ni cumplieron las orientaciones en materia de organización en la vereda, corregimiento y municipio, que hubiesen permitido, en momentos de crisis, superarlas rápida y ágilmente, esto lo debemos tener en cuenta para ganar en formación y en capacidad de movilización.

De un evento a otro, la debilidad organizativa de los participantes, impedía poder definir con certeza cuántos asistirían, que recursos tenían o aportaban para la movilización, la distribución de funciones acorde al número de dirigentes y el grado de ingerencia institucional (Alcaldes), esto es lo que demuestra el aventurerismo con que aun actuamos en y para las acciones de masas, además las estadísticas demuestran los desfases entre lo proyectado y los resultados finales.

En dichos eventos, no se constituyó el Comité de Dirección Política, ni Tècnica, así cada organización por separado cumplió las tareas, dejando de lado aspectos centrales como el Pliego de Peticiones, plan del trabajo unificado dentro de la movilización y una distribución de responsabilidades que hubiesen contribuído a evitar los errores que han obstaculizado el proceso.

Un gran error fue el haber aceptado negociar en la capital, asilándonos del mayor respaldo, como son las masas movilizadas, peor aun cuando el Gobierno había aceptado e iniciado la negociación en nuestro territorio, esto no lo podemos permitir en próximas batallas que logremos movilizar similar o mayor número de participantes.

En materia logística aun hace falta tener un manual de los aspectos indispensables que se requieren para una actividad de esta índole, tarea importante, la cual complementada con un trabajo de racionalización sobre las prácticas de negociación, sería un material valioso para los compañeros de base que día a día se promocionan y requieren cualificación en estos aspectos.

Un gran vacío fue la no iniciación del proceso de constitución de la instancia organizativa que permitiera una Coordinación de todas las organizaciones convocantes. La falta de convencimiento de esta necesidad, se convirtió en el mayor lastre para el proceso y lo que hoy vivimos es su consecuencia política. Pero ha servido para que identifiquemos autocríticamente los obstáculos internos y de concepción que padecemos las organizaciones en lo que significa procesos de coordinación, de unidad de acción, etc. Qué podemos pensar o esperar el nivel para afrontar o comprometernos en verdaderos procesos de unidad ????.

CONDUCCION

Por primera vez, se dirigió un bloqueo en dos importantes sitios de la principal vía internacional del suroccidente colombiano, con un significativo número de participantes, esto exigió el máximo de responsabilidad por no tener la suficiente experiencia ni el suficiente conocimiento para su sincronización y desarrollo.

Hoy podemos analizar la primer hipótesis que el primer error de la Dirección fue, definir su sede en el bloqueo del Pilón, teniendo en cuanta el número de participantes y otros factores, pero desconocimos lo estratégico del Cairo y las posibilidades en comunicaciones, solidaridad, gobierno departamental, etc.

Un segundo aspecto a analizar es la inadecuada distribución funciones entre los integrantes de los Comités de Conducción y de Negociación con relación a las capacidades y condiciones personales. Así como el elevado número de compañeros en la negociación y el bajo número en la conducción.

El considerar el aspecto de la Conducción como un simple aspecto operativo y logístico impidió jugar un mejor papel en los sitios del bloqueo, desarrollando las acciones en cada frente de trabajo y fortalecer con delegados de la Dirección las reuniones donde se trataran aspectos puntuales y coyunturales.

Esto se refleja en actitudes como la falta de argumentos para convencer lo acertado de las orientaciones (2º desbloqueo, caso de enfermos, pasajeros, personal de la zona, centralizar comida, etc), consideramos es consecuencia de la poca preparación y conocimiento de una lucha.

La Conducción, es desconocida por actividades y acciones impulsadas por otras fuerzas que crearon inquietudes, desconcierto y hasta deserciones en cada bloqueo y lo más grave, los errores de liberalismo en sus acciones, han colocado en serios riesgos la seguridad de algunos compañeros de la Dirección.

La Conducción a través de la radio, de visitas esporádicas no podía entregar otros resultados que el desconcierto, la pérdida de confianza en la movilización y en sus propias fuerzas, hasta tal punto que en varias ocasiones, se trató de presionar para levantar la movilización.

Al no tener una férrea organización interna desde la vereda hasta el municipio, constituyó un campo propicio para que desde afuera se tratara de orientar la terminación del movimiento, desconociendo otros factores y posibilidades que permitieran una mayor resistencia, esta condición llevó a que, 8 días antes, persuadiéramos la posición de no levantar la pelea.

Es necesario superar y serrar filas a todo indicio de división o de egemonismos, cuando quienes participan son de diferentes organizaciones y tendencias políticas, es la oportunidad para que los elementos más avanzados demuestren la madurez y personalidad política evitando estos brotes, infortunadamente fueron varias las ocasiones donde por ejemplo el Cima mostró públicamente esta debilidad y abiertamente invitó a reuniones cerradas cuando existía algún tipo de discrepancia o se debía tomar una determinación, si nosotros hubiésemos contestado con igual actitud, las dos fuerzas se habrían establecido desde el primer día con los no CIMA, pero en el caso de Asoinca, bien claro teníamos nuestro papel y el momento histórico en que el movimiento de masas se manifestaba dando una expléndida posibilidad de reiniciar la constitución de un AUTENTICO MOVIMEINTO DE MASAS.

Frentes como la propaganda, la cultura, la educación en cada municipio, en los cordones de seguridad, en los cambuches y en asambleas generales nos dán una valoración de la debilidad de cuadros para colocarse al frente en cada uno, es posible que existan personas que con una mínima orientación cumplan este papel en el futuro y se cualifiquen con la práctica.

A manera de conclusión, a la conducción le hizo falta mayor componente político organizativo, por que se sesgó hacia lo operativo logístico y allí radicó parte sustancial del error central.

NEGOCIACION

Uno de los avances que se logró fue la de analizar la composición, el papel y la operatividad de esta comisión y definir algunas estrategias de comportamiento dentro del proceso de negociación y de la movilización.

.- Frente al Pliego :

La carencia del Pliego acorde con los criterios establecidos en la preparación de esta lucha, fue uno de los peores errores que nos llevó a perder los primeros 15 días, malogrando un tiempo precioso, no solo para discutir la peticiones sino para fortalecer otros frentes de trabajo.

Esta deficiencia se agravó cuando por precipitud y falta de trabajo colectivo, entregamos un compendio de necesidades planteadas por veredas, corregimientos y de carácter municipal (libro negro), cambiando de esta manera, en la práctica el criterio central de negociación por PARTIDA GLOBAL, que en parte, da pié al cambio de concepción y de orientación en el PLIEGO DE EXIGENCIAS, tomando un rumbo diferente la negociación y los resultados.

Consideramos que este error político fue causado por no gestar desde la preparación una instancia central de coordinación operativa .

Algunas entidades aprovecharon este error y tomaron oficialmente dicho material, cuantificaron y dieron sus opiniones y propuestas, esto generó controversia y enredó posteriormente la negociación .

.- Frente a la Conformación de los Comités :

No se analizó a fondo la distribución acertada de los dirigentes en las diferentes comisiones, la mayoría de municipios se inclinaron por la de Negociación y colocaron ahí a sus mejores cuadros, debilitando otros frentes de trabajo, especialmente la conducción. El número de integrantes y la ineficacia de la dinámica que experimentaron lograron persuadirlos para regresar y jugar un mejor papel en la conducción y en el mantenimiento de la movilización, esto demuestra la gravedad del error cometido y la clase de soluciones espontáneas que debieron asumirse, esto aun es consecuencia de la de los síntomas de la desconfianza entre comunidades y organizaciones y sobre todo del carácter eminentemente reivindicativo que se le imprimió a la práctica de la movilización, lo cual impidió comprender a cabalidad la tesis central de la partida global como elemento político.

No supimos ponderar la discusión de la negociación en los dos sentidos fundamentales : el logro de recursos económicos y el enfrentamiento a políticas del gobierno nacional, en este sentido el 95 % del tiempo se utilizó en lo económico y cuando tratamos de irrumpir a discutir políticas nacionales, habían fuertes debilidades en la conducción, en el caso de la educación no tuvimos la contundencia necesaria y el enemigo tenía mucha información del real estado interno de la movilización, lo que impidió lograr el objetivo en este sector, además, tampoco se pudo ventilar el aspecto de los planes regionales y el cumplimiento de acuerdos anteriores.

.- En lo Operativo :

En la operatividad, algunos miembros continuamente desconocían los métodos y las tácticas acordadas, desviando el proceso o dándole al gobierno espacio para dilatar o confundir el sentido de la negociación.

Dentro del proceso de la negociación no se colocaron medidas de seguridad y de acceso de personas al recinto o al mismo espacio, lo cual permitió que el enemigo lograra información valiosa que le facilitaba pulsar el estado real del movimiento.

La presión interna de desmovilización, la presión del gobierno por golpear y reprimir y el agotamiento físico, llevó a analizar solo el borrador presentado por el Gobierno del Acta de Acuerdo, situación que en otras condiciones hubiésemos logrado especificar y puntualizar temas y aspectos que hoy son de polémica y controversia.

Consideramos que uno de los aspectos de la negociación que falló fue no lograr el equilibrio entre el aspecto político y el teórico, debemos pensar muy bien los mecanismos y los criterios bajo los cuales, el aporte de los asesores sea lo más eficaz posible y en estricto acatamiento de lineamientos políticos.

ACCIONES POSMOVILIZACION

Se dieron cita los delegados de cada municipio que participaron en la Movilización urgidos por exigencias de entidades nacionales sobre focalización de los recursos, esto obligó a darle prioridad y posponer la evaluación y racionalización de esta histórica lucha, es más, aun hoy no se conoce un documento sobre este aspecto.

ASIGNACION DE RECURSOS

Los criterios establecidos antes de la movilización para la distribución de los recursos fueron :

.- Número de movilizados por municipio.

.- Distancia promedio del municipio al sitio del bloqueo.

.- Porcentaje de la población movilizada frente al total de habitantes del municipio.

Bajo tales criterios a los 8 días de levantado el paro, convocamos la primera reunión con los voceros y se dio el primer debate a la propuesta de distribución, surgiendo inconvenientes cómo :

1.- Lo de partida global no se logró en lo referente a vías, estos recursos venían con asignación propia, este es el primer impase y el desacierto de la dirección, entre lo que proyectó y la realidad del acuerdo.

2.- Al aplicar los criterios para la asignación de recursos, los municipios de Bolívar, La Unión y Balboa, por el número de movilizados no alcanzaron a justificar los recursos asignados para vías, el problema era, cómo superar la deuda que estos municipios quedaba con respecto a los demás.

3.- Como en la primera reunión no se logró aprobar esta asignación, se citó a los 8 días donde el problema se agudizó al entrar cuatro municipios a argumentar que sin otros recursos no podían llegar a las comunidades y por lo tanto solicitaban se les incrementara el monto económico elaborando otras tablas de distribución, la consecuencia fue relegar los criterios inicialmente acordados.

4.- Esta posición que no se controló ni se le dio salida en forma inmediata, cobró fuerza y enredó el proceso hasta tal punto que pasaron 3 meses y medio y aun no se tenía definida la distribución, generando el lógico desconcierto y la paulatina desorganización e incredulidad de las comunidades.

5.- Después de discusiones generadas por los recursos económicos, sin importar los acuerdos y compromisos iniciales, se define un rubro de solidaridad por valor de más de 9.782 millones con los cuales se nivelaba el déficit a Bolívar en 5.622 millones y para inversión 787 millones, La Unión en 1.584 millones y para inversión 225 millones, Balboa en 700 millones y `para inversión 749 millones y se favoreció a Santa Rosa por la distancia aumentándole para inversión 112 millones.

6.- La Coordinación general estableció la necesidad de orientar algunos rubros de carácter regional o de difícil distribución por las garantías de cofinanciación que exigen y se incluye el rubro de Cultura por 3.000 millones para la formación y cualificación política de los dirigentes y la creación de infraestructura que garantice desarrollar el trabajo organizativo en el futuro.

7.- A pesar de estos esfuerzos por mantener la coordinación y evitar que lo económico castre la posibilidad de afianzar y consolidar el MOVIMIENTO POPULAR DEL SUROCCIDENTE COLOMBIANO, no fue posible y generó la polarización de fuerzas que desde sus ópticas plantearon discusiones y divisiones inconducentes o estériles que desviaron el objetivo fundamental de fortalecer la Coordinación Central, por el contrario se pretendía hegemonizar, así cada uno pretendió “salirse con la suya”, lo cual refleja la inmadurez política que padecemos. A la base de todo esto, lo que tenemos es quien administra la inversión de los recursos, situación que la consideramos el mayor desenfoque, por cuanto impide lograr el objetivo de cualificar y generar fuertes movimientos de masas.

8.- La asignación por municipio es solo un paso, falta definir la dirección de dicho monto en cada vigencia y los ejes para su inversión, esta deficiencia ha llevado a que algunas veredas o corregimientos estén pagando la elaboración de proyectos, a pesar de haber orientado evitar que algunos inescrupulosos comercialicen con esta necesidad, peor aun cuando la Universidad con 270 millones debe acompañar y orientar este aspecto teórico de los proyectos.

Existe la hipótesis con relación del error en la forma como se distribuyeron los recursos para cada municipio ( tablas), no olvidemos que el monto total para cada municipio se asignó en todos los sectores negociados con el Gobierno Nacional, aquí radicó el error técnico más grave, pues esta asignación de recursos se realizó sin la posibilidad técnica real de invertir ese rubro. Por ejemplo se asignaron recursos para adecuación de distritos de riego a municipios donde no existían ; esto convirtió la distribución en rompecabezas imposibles de armar, el cual se creyó solucionar, con la fórmula de “negociar entre municipios”. Fórmula insuficiente e ilusoria que no solucionó el impase.

Este error ha significado pérdida de tiempo y mayor movilidad a la iniciativa gubernamental en detrimento del proceso organizativo. La solución la vislumbraron los líderes de la Comisión Política y fue presentada a Unicauca para que presentara una propuesta, la cual llegó el 17 de mayo para el análisis, fecha en la cual debía reunirse la Comisión, pero se desmontó sin mayores argumentos.

Seguimos convencidos que la fórmula de negociar por partida global es valedera, pero necesita ser complementada para que sea eficaz.

9.- Los recursos conseguidos en lo regional aun no se distribuyen, ni existe un conocimiento colectivo de los montos y si se van a respetar los criterios y los porcentajes que orientaron la asignación de los recursos nacionales.

Aragón Sitios destacados Educación en valores Madrid Campañas vigentes Navarra Cauca. Colombia Última hora Cursos Internacional Laicismo Educación para la paz Extremadura Interesantes Espagnol LV2 Educación para la salud Pacifismo Interina TICs Primaria Destacados Secundaria Memoria Libertaria Interculturalidad Escuela rural País Valenciano Contactar ESO Infantil Ecologismo Canarias Comunicados Escuela pública groupe A Asoinca Animación a la lectura Trabajo por proyectos Comunicados portada Funcionario en Prácticas Sciences de la vie et de la Terre Invisible Educación ambiental Feminismo Cataluña Bachillerato Andalucía Bibliotecas Antiglobalización Universidad Educación para la convivencia Escuelas de Arte Igualdad de género